Escuelas bilingües para niños indígenas

tlahtolli

Hace dos años, en el ciclo escolar 2017-2018, 41 mil 795 alumnos hablantes de alguna lengua indígena lograron llegar a sexto grado de primaria sin saber español. Es decir, a nivel nacional según la SEP, representa el 32.5 % de los 128 mil 661 alumnos inscritos en dicho grado, en las 10 mil 233 escuelas primarias del sistema de educación indígena del país.

 

Los resultados actuales

El sistema de educación indígena en México cuenta con 797 mil 525 alumnos en los seis grados de primaria, y con 412 mil 186 en los tres de preescolar. Chiapas tiene el mayor número de casos en que los niños de sexto grado de primaria no dominan el español, le siguen Guerrero y Puebla.

Embed from Getty Images

La deficiencia en el aprendizaje del español como segunda lengua sigue siendo un tema, a pesar de que nuestro país cuenta con regulaciones específicas, como la Ley General de Derechos Lingüísticos de los Pueblos Indígenas y la Ley General de Educación, que reconocen el derecho a las comunidades indígenas a recibir instrucción tanto en su lengua materna como en español.

 

Las autoridades no reconocen el problema y se refugian en sus propias cifras. Ante ello investigadores y lingüistas coinciden en que la enseñanza bilingüe para comunidades indígenas en México es deficiente. Los niños hablantes de lenguas indígenas pasan de un grado a otro absorbiendo muy poco de los contenidos escolares.

 

¿Este modelo educativo funciona?

La maestra en Educación Intercultural Bilingüe, Ana Elena Erape, da testimonio sobre su propia experiencia siendo hablante del purépecha en la educación básica: “Para nosotros el concepto occidental de fraccionar, por ejemplo, es vago y general. Nosotros nombramos diferente si estamos fraccionando algo plano y redondo o algo redondo y con volumen. La palabra fraccionar es incompleta para nosotros, nos deja un vacío de información”.

Erape afirma que cuando ella estaba en primaria no encontraba lógica entre el mundo matemático occidental y cómo ella lo vivía en su familia. Enseñar español a hablantes de lengua indígena, dice Elena “es como si te enseñaran a leer en ruso, sin saber ruso. Después además quieren que así aprendamos civismo o matemáticas, en una lengua que nosotros no hablamos”.

 

¿Y en las escuelas?

Benita Durán, profesora de cuarto grado de la escuela Primaria República de Colombia en Ciudad de México, comparte que tiene un alumno que habla muy poco español. Tuvo que enseñarle a leer y escribir con la asesoría de integrantes de la Unidad de Educación Especial y Educación Inclusiva (UDEEI) de la SEP. Actualmente comienza a construir frases cortas, pero va muy detrás de sus compañeros en todas las materias.

Embed from Getty Images

En esta escuela el 12 % de los alumnos son indígenas migrantes, hay niños hablantes de triqui, náhuatl y otras lenguas. Casi todos los alumnos ingresan sabiendo español, pero hay casos como el anterior en donde se necesita un plan de ayuda. Es una pena porque la mayoría está perdiendo su lengua materna.

 

¿Qué hace falta para tener una verdadera educación intercultural bilingüe en México? 

  • Escuelas de educación básica bilingües y especializadas.
  • Profesores bilingües de cada lengua indígena, que puedan crear una enseñanza complementaria.
  • Materiales didácticos a la altura de cada materia. Que no sean sólo álbumes ilustrados para leer, sino que se propongan contenidos que integren la cultura de los pueblos originarios a la enseñanza básica.
  • Difusión de este tipo de enseñanza.

Hay un largo camino por recorrer para tener una educación bilingüe indígena a la altura de las necesidades de los estudiantes, sin embargo, informarnos sobre esta situación nos da el poder de exigir mayores recursos para este fin y hacer consciencia sobre la necesidad de este tipo de educación.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados