La virgen de los mestizos

En este post no queremos hablar sobre el Mito Guadalupano, ni debatir sobre la aceptación del Vaticano del mismo, tampoco en tomar partido entre los historiadores y los teólogos. De lo que sí nos gustaría reflexionar es sobre el culto como característica principal del mexicano, cualidad que hemos mantenido hasta la actualidad como parte fundamental de nuestra identidad.


Después de la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el santuario de la Virgen de Guadalupe es el más visitado por los fieles de la iglesia católica


Revisemos los hechos que, desde la época de la conquista, ayudaron a forjar uno de los cultos más importantes de nuestro país.

virgen de guadalupe, virgen de guadalupe historia
  • Gil Cordero, un vaquero de la provincia de Cáceres España, encontró en las márgenes del Río Guadalupe una imagen de una virgen morena. Alfonso XI levantó un templo en 1338 en su honor.
  • Los reyes católicos la designaron como “protectora” de los indígenas del nuevo continente.
  • Hernán Cortés, originario de la región guadalupana, cargó con un estandarte de la virgen a lo largo de la Conquista de México. Él mismo mandó a construir un pequeño templo en el cerro del Tepeyac.
  • Después de la conquista los indígenas fueron obligados a practicar una nueva religión.
  • Siglos antes de la conquista, en el Tepeyac había un santuario en el que se adoraba a la diosa Tonantzin: Nam madre, Tzin reverencial. “Nuestra madre, origen de todo”.

La táctica más sencilla fue sustituir a los dioses indígenas por los nuevos santos, adaptándolos de acuerdo a sus atributos. Así Tlaloc fue convertido en San Juan Bautista, Xochipilli en San Isidro Labrador y Huitzilopochtli en Jesucristo. En vista de las múltiples revueltas que duraron hasta 1650, la iglesia y la corona española decidieron implantar la paz por medio de la conquista espiritual.


La trasposición entre dos formas de entender el mundo, la española y la indígena, lograron crear el mestizaje cultural que conformó nuestra nueva forma de lidiar con la conquista. 


Bernardo Barranco, miembro del Centro de Estudios de las Religiones de México, lo describe así: “La Virgen de Guadalupe refleja de manera muy profunda lo que es la religiosidad popular del pueblo mexicano. Es la fe de los sencillos, de campesinos, indígenas, taxistas, obreros que no requieren grandes encíclicas, sino la fe a través de lo vivido, las expresiones simbólicas como la fiesta, la peregrinación, la familia, para procesar a su manera la adhesión a la vocación mariana”.

 virgen de guadalupe, virgen de guadalupe historia

Tan sorprendente fue la aceptación y devoción a la Virgen Morena que comenzó a ser el estandarte de las luchas más importantes del país.


  • Miguel Hidalgo y Costilla utilizó la imagen de la Guadalupana para iniciar la guerra de independencia.
  • El ejército del sur encabezado por Emiliano Zapata hizo suya la figura religiosa en la Revolución.

En las últimas décadas, los inmigrantes en Estados Unidos han convertido a la virgen en un símbolo de su identidad dividida. Guadalupe vuelve a fungir como la madre del mexicano, quien le recuerda sus orígenes, su fe y cultura. 

virgen de guadalupe, virgen de guadalupe historia

El culto a la guadalupana va mucho más allá de una aparición o una suplantación. La virgen es en sí misma la espiritualidad ritualística que como mexicanos conservamos. Desde la comida, el día de muertos, la música y el folklore, la cultura en México es una de las más ricas y complejas del mundo.


Hablar de la Virgen de Guadalupe no tendría por qué caer en rivalidades, aceptémosla como un símbolo de identidad, cultura y cosmovisión. Una representación de que los cultos indígenas no desaparecieron y tampoco la religión católica fue instaurada por completo. La virgen, como nosotros, es producto del mestizaje que hoy nos hace tan diferentes y extraordinarios.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados